lunes, 21 de agosto de 2017

Exhaustion - Surrounded By The Depths


Año: 2017
Sello: Distro-y Records / Destructure Records
País de origen: Francia

Desde Francia nos llega este furioso combo de Crust/D-Beat, claramente influenciado por el sonido abrasivo de Wolfbrigade, el aura apocalíptica de World Burns to Death y ese tipo de bandas. Un cantante que transmite un enojo incontenible. Guitarras de sonido gordo y gigante. Un bajo distorsionado y una batería que cumple con todos y cada uno de los requísitos que debe cumplir un baterista de Crust/D-Beat. La producción no hace más que resaltar todas esas cualidades, por lo que debemos decir que el segundo disco full de la banda gala está producido tal como el estilo lo pide.
El álbum comienza con uno de los puntos altos, la gancherísima "Martial Step", una de esas canciones cuyo estribillo incitan a gritarlo hasta quedarse sin vos, además de que el ritmo obliga a saltar como un poseído. Por cierto, dicha pista es uno de los puntos altos del disco, junto a la muy Amebix "Cult of Ignorance".
Todo el disco sigue más o menos esos parámetros: Crust/D-Beat explosivo y oscuro, aunque en los tempos hay variantes más que interesantes. Escuchen "Faint" y su ritmo claramente Punk del '77. O bien pueden escuchar la lenta y aplastante "Vaguest Concern", canción que me recuerda mucho a los Amebix más pesados (chequear también el instrumental "Erode Stones"). Y hasta hay una canción con aires tribales, tal es el caso de "Another Wreckage", que comienza con los tambores retumbando como si se tratase de un ritual, para luego explotar en un típico ataque d-beater. Como verán, en "Surrounded by the Depths" la banda francesa que en 2014 sacara su primer disco full ("In The Realm of Defeat") demuestra que se puede hacer este tipo de música sin perder nunca el rumbo, sonando tal como el estilo lo exige (el Crust nunca fue un estilo musical de muchas variantes), pero sin caer en la monotonía exagerada; hay matices y estos pueden usarse en todo momento.
Crudo, potente y candente, el nuevo opus de Exhaustion evoca imágenes de cruentas guerras, ciudades devastadas y decadencia absoluta. Un marco ideal para un disco que no da respiro nunca, ni siquiera cuando bajan la velocidad y echan mano a texturas y tempos menos bestiales ("A Grey Frontage" es un claro ejemplo).
Grabado en los Swan Sound Studio por Disnick, y masterizado por Brad Boatright de Audiosiege Mastering, el segundo opus del grupo galo se posiciona como una de las bombas crusties del 2017. Si bien no es un gran año para dicho estilo, hay discos que impiden que uno pueda decir que es un año de vacas flacas para el Crust.

Bandcamp
Website
Distro-y Records


domingo, 20 de agosto de 2017

Instinto - Dimonis


Año: 2016
Sello: Bloodsoaked Records (cassette/digital) / Grita O Muere Records, Hysterical Records, Svoboda Records, Guerilla Vinyl, Pandora Records (vinilo).
País de origen: España

Aclaración de entrada, para que no se mezclen los tantos. A este disco lo conocí gracias al sello sueco Bloodsoaked Records. Joachim, dueño del sello, fue quien me pasó el material para hacer esta reseña. Previo a eso, yo no estaba ni enterado de la edición de esta obra de Instinto, la segunda en su carrera. Conocía el trabajo previo, el disco autotitulado que lanzaron en el 2012, y ahí quedé. Por cierto, un trabajo interesante el del 2012, aunque, nobleza obliga, la banda ha superado su propia obra, la opera prima, con un disco brutal y arrasador de principio a fin.
Grabado, mezclado y masterizado en Sonic Riot Studio, lo nuevo de Instinto es visceral y poderoso en cada detalle, como un huracán de Crust Punk podrido y directo que no da tiempo a ponerse a resguardo de dicho huracán sonoro. Además ¿quién quiere cuidarse del avance de tamaña demostración de fiereza? Estos tipos saben cómo patear culos y los sacan a relucir a cada instante.
Una voz gutural bien al frente (hay un aire a Stenchcore que voltea en la parte vocal). La base rítmica se limita a hacer lo que el estilo pide: golpear al oyente indiscriminadamente. Las guitarras no entiende de sutilezas, ellos usan sus instrumentos como armas. Ya sé que esas características pueden ser encontradas en miles de bandas de Crust/D-Beat, lo sé muy bien. Como fan del estilo puedo asegurar que la gran mayoría de los grupos que se mueven en dicha senda tienden a repetir fórmulas y sonidos constantemente. Pero ¿saben qué? Como el estilo no se caracteriza por su variedad, uno debe buscar otras cualidades que hagan que la banda logre sobresalir. En Instinto están dichas cualidades y se llaman Brutalidad y Contundencia. Bueno, sí, también hay buenas canciones. "Prisión de Asfalto" y "Tronos de Mierda" son algunas de ellas, las que más me gustan.
Tampoco voy a desvivirme lanzando loas al por mayor. "Dimonis" es un álbum que le gana al oyente más por fuerza que por calidad. Sus composiciones te abruman, te muelen a golpes, pero tienden a parecerse entre sí. De cualquier manera, ante tamaña exhibición de poder, les puedo asegurar que la tendencia a repetir patrones y/o fórmulas queda en un segundo plano a la hora de analizar la placa.
Leyendo la biografía del grupo, me dí con que acá hay gente muy experimentada en el rubro, pues en dicha biografía aparecen nombres tales como Violent Headache, Totälickers, Batakazo, entre otros. Leo eso y digo "con razón Instinto suenan tan bien". En otras palabras, acá hay experiencia, huevos, energía en cantidades industriales, y un puñado de buenas canciones (ocho, para ser más exacto) para deleitar al fan del Crust más duro y oscuro, ese que toma cosas del Metal Extremo para darle mayor profundidad a su sonido.
Los de Barcelona demuestran que el crecimiento es parte de lo que se han propuesto como banda. Eso quiere decir que estaría bueno seguirlos en cada paso que den de ahora en más.

Bandcamp
Facebook
Bloodsoaked Records

sábado, 19 de agosto de 2017

Ordoxe - Towards Eternity


Año: 2017
Sello: Horror Pain Gore Death Productions
País de origen: Canadá

Una trayectoria de muchos años avala a esta banda canadiense de Black Metal. Si bien es cierto que hubo unas cuántas separaciones desde 1989 hasta la fecha (sí, se formaron en 1989. Vaya si tienen años peleándola estos tipos), lo concreto es que Ordoxe es una de las bandas blackers canadienses con más historia sobre sus espaldas, aun cuando se hayan separado dos veces en dicho lapso de tiempo. Y en ese lapso temporal, los de Nicolet, Quebec, lanzaron siete discos, entre 2006 y 2017, siendo seis discos full y un split con Wolf & Winter, Dark Blasphemer y Nox Illunis (las dos primeras son procedentes de Argentina).
Hoy les traemos lo nuevo de Ordoxe, el séptimo disco de la banda, el sexto larga duración, y a mi parecer, uno de los discos menos cautivantes del combo canadiense. Un disco que dista mucho de provocar en mí lo que despertó aquel fabuloso "Nihil" del 2014, uno de mis favoritos de Ordoxe, si no es mi favorito. No es que quiera menospreciar la nueva obra de la banda, estos tipos no se merecen eso bajo ningún aspecto. Es sólo que suena como un disco hecho sin mayor esfuerzo. Sí, no hay fallas en las interpretaciones (son buenos en lo suyo, nadie puede negarlo), ni se salen del libreto (cada canción es lo que debe ser. No les sobra ni falta nada). Pero, imposible me resulta no decirlo, a lo nuevo de Ordoxe le falta carisma. No tiene las melodías emotivas de "Nihil", ni la magia de los primeros discos. Ni siquiera suenan tan filosos como en "May Death Be My Shepherd", el antecesor de este nuevo trabajo. Es, a todas luces, un disco más en la carrera del grupo, y eso es algo que ni suma ni resta. En otras palabras, "Towards Eternity" no representa ni un avance ni un retroceso en la carrera de Ordoxe: es un estancamiento y punto.
Mantienen la esencia intacta. La banda suena de puta madre (como siempre, el disco está bien producido). No hay fisuras que hagan que la obra tambalee peligrosamente. No ponen en riesgo la reputación del grupo ni nada parecido. Pero, tampoco aportan nada a su propia historia. Son diez pistas, todas más que correctas, pero resulta tan difícil recordarlas una vez que la placa se termina, que hasta me siento incómodo. Y la incomodidad proviene del hecho de tener que decir este tipo de cosas acerca de un grupo al cual respeto muchísimo, y que en éste mismo disco justifica dicho respeto a través de canciones como "We Are Eternal" o "A Passage in Time", mis favoritas. Mas, no puedo acotar nada más, todo me resulta inequívocamente correcto, pero claramente intrascendente en gran parte de la obra.
Ordoxe han hecho cosas muy buenas en su carrera. Quien los haya seguido sabe bien que no miento ni exagero. Quiero creer que "Towards Eternity" es tan sólo un disco de transición, o un momento de poca inspiración. Sé que estos tipos pueden dar más porque lo he comprobado, porque los vengo siguiendo desde hace varios años y he podido disfrutar de muchos de los grandes momentos en la vida musical de la banda. Entonces, y por respeto y admiración a esta agrupación, y por respeto a su trayectoria, es que voy a finalizar la reseña diciendo que lo nuevo de Ordoxe no es un mal disco, pero que no hace honor a la historia sonora de la banda.

Facebook
Bandcamp
Label
Clawhammer PR

Bosque - Beyond


Año: 2016
Sello: Dunkelheit Produktionen
País de origen: Portugal

He aquí una banda cuyo sonido me dejó un poco perplejo. ¿Dije banda? Debería haber dicho one man band pues se trata de, justamente, una banda de un solo hombre. Dicho hombre es DM, quien, obviamente, se encarga de tocar -casi- todos los instrumentos y de cantar. Y dije algo acerca de lo que me provocó el sonido, pero no dije nada aún acerca de la música de Bosque. Bien, Bosque es un proyecto de Funeral Doom, con todo lo que eso implica: ultra-lento, asfixiante, doloroso y proyectando constantemente esa sensación de soledad absoluta que emerge desde éste tipo de música. Ahora bien ¿por qué dije que el sonido me dejó un poco perplejo? Porque el Funeral Doom, por tradición más que por definición, tiende a sonar abrumador, pesadísimo, profundo y envolvente. Sin embargo, la crudeza abunda en este caso y lo hace dejando todas las otras cualidades antes mencionadas en un segundo plano. O sea que, al menos en el aspecto sonoro, Bosque no logra generar en el oyente, o al menos en mí caso, lo que acostumbro a experimentar cuando escucho Funeral Doom, lo que deseo sentir cuando escucho una banda de éste estilo.
"Beyond" es el tercer disco full de Bosque, mas, hay muchas otras grabaciones en su carrera, en diferentes formatos. Es, a su vez, el único disco que he escuchado de este proyecto unipersonal. Un disco bastante ameno, agradable de escuchar, aunque me quede con una sensación de ausencias que no deberían ser tal. Me refiero, claro está, a que "Beyond" no me aplasta, no me atrapa, no me domina ni me hunde en el pozo de la más abyecta soledad y/o misantropía. Siento las sensaciones que emergen desde la música, las reconozco al instante porque 1- DM es un músico que tiene claro cómo componer canciones dentro de este tipo de música (además de que sabe tocar correctamente todos los instrumentos, salvo la batería. De la batería se encarga un músico que responde al seudónimo de DA), y 2- suena honesto, cada sentimiento/emoción expresado a través de la música resulta creíble. Pero, hasta ahí llega.
Son tres canciones las que integran la placa, todas realmente extensas, tal como indica el manual del subgénero en cuestión. Rondan entre los 13 y 14 minutos dichas composiciones, redondeando 40 minutos de desolación y lentitud extrema. Por cierto, las estructuras de las canciones, los elementos usados para construirlas, son absolutamente correctos; prácticamente no hay fallas en la elaboración de las mismas. Pero, repito, falla en lograr que las atmósferas rodeen al oyente, que aquellas cuestiones internas que DM saca a relucir a través de su música, penetren en el oyente. Y, nuevamente debo volver sobre esto, el sonido es el problema, pues carece de musculatura, de dimensionalidad. Tal vez esa haya sido la intención pues suena como si hubiera sido grabado en medio de un bosque. Mas, quien escribe la reseña soy yo, y como tal digo que me cuesta engancharme con una banda de Funeral Doom que no me genere todo lo que sí me generan bandas que han marcado el camino en el estilo, tanto en lo musical como en lo sonoro (Skepticism, Funeral, Shape of Despair, Worship, etc).
Para darle un cierre, digo que "Beyond" es un disco sumamente agradable, y que no sería raro que otras personas encuentren en dicha obra todo aquello que yo no encontré. Yo, si bien lo disfruto, es en partes que lo hago.

Facebook
Bandcamp
Label
Against PR

viernes, 18 de agosto de 2017

Nekrokraft - Will o' Wisp


Año: 2016
Sello: The Sign Records
País de origen: Suecia

Este es uno de esos discos sobre los cuales uno puede acotar lo siguiente, sin temor a equivocarse: ¿querés escuchar una banda de Black Metal que se apegue a todos los clichés del Black escandinavo, y más puntualmente, al Black sueco, sin pretender que ésta te sorprenda o te impacte de alguna forma? O sea, estoy refiriéndome al hecho de simplemente escuchar algo que te haga pasar el rato y punto. Bien, Nekrokraft es una banda ideal para eso. No esperen nada sobresaliente, no esperen nada que no hayan escuchado unas mil veces desde el '93 en adelante. Limítense a escuchar, y si es posible, entretenerse un instante con las siete canciones que integran el primer disco full de esta banda sueca.
Nekrokraft nacieron como banda hace 5 años, es decir, en el 2012, y en el 2016 llegaron al tan ansiado primer disco de larga duración, tras haber lanzado un EP y dos singles. Como bien dije, lo de ellos es Black Metal netamente sueco, con guitarras filosas, la voz de bruja, una base contundente y certera, sonido gélido y atmósferas malévolas. ¿Cuántas veces leíste esto? ¿Cuántas veces escribí lo mismo? Sí, millones. Con esto quiero decir que, más allá de algún que otro machaque de neto corte thrasher (en "Worship" y "Hellfire" se hace más evidente esta influencia, la del Thrash Metal), lo de Nekrokraft es algo que resulta predecible, aunque interesante de a ratos, y siempre intenso. Es más, la intensidad no decae nunca, aspecto que uno no puede despreciar cuando se habla de un disco al cual no le sobran grandes momentos.
Hablando de grandes momentos, es "Hellfire" y su aire épico lo mejor del disco, sin lugar a dudas, seguido muy de cerca por "Ov Hell". Pero, no se crean que esas canciones son obras maestras. Son buenas canciones, eso ni se discute. Pasa que el nivel del disco es tan parejo y convencional, que dichas pistas resaltan sin mayor esfuerzo. Mas, tampoco quiero decir con esto que "Will o' Wisp" es un mal disco pues no lo es, bajo ningún aspecto lo es.
Melódicos, a mitad de camino entre la vieja escuela del Black Metal, usando cortes thrashers que son bien aprovechados, agresivos y bien ensamblados, Nekrokraft necesitan algo más que esas cualidades para destacarse. Algunos momentos, en los cuales las armonías aportadas por Jesper Johansson (tecladista invitado) sacan al grupo de su cómodo andar, hacen pensar que deben arriesgar pues tienen con qué. El tema ¿a ellos les interesa arriesgar? Deberían, pues no son ningunos improvisados y seguramente, si asumen la responsabilidad de empujar sus propios límites, van a conseguir buenos resultados en general. Mientras tanto, esto puede resultarles entretenido.

Bandcamp
Facebook
Label
Dewar PR

jueves, 17 de agosto de 2017

Mindful of Pripyat / Stench of Profit - New Doomsday Orchestration


Año: 2017
Sello: Everlasting Spew Records
País de origen: Italia

Grindcore desde Italia y por partida doble. Un miembro en común (Giovanni o Gio, ustedes eligen cómo llamarlo. Es el baterista de ambas bandas) y propuestas similares en algunos aspectos, aunque con diferencias claras en otros. A los primeros (Mindful of Pripyat) ya los hemos reseñado aquí mismo, mas, no así con la banda que lleva por nombre el título de una canción de mis amados Brutal Truth (Stench of Profit). Arranquemos por el comienzo, como debe ser.
El split, cuya duración es de apenas 22 minutos con 30 segundos, comienza con la banda cuyo nombre está inspirado en un pueblo fantasma ubicado al norte de Ucrania, abandonado tras el desastre de Chernobyl. Mindful of Pripyat, de ellos hablo, salen al ataque con su Grindcore contaminado por voluminosas partes del más crudo Death Metal, con claras influencias de los viejos Napalm Death, Brutal Truth del primer disco y Assück, de quienes hacen un muy buen cover de "Civilization Comes Civilization Goes". Predominan las voces guturales, el sonido de guitarras bien pesado y bases rítmicas que son como estruendos nucleares. En otras palabras, estos italianos hacen honor a las bandas que mencioné antes y a su legado, no cayendo en ningún momento en el error de convertirse en una copia sino que lo hacen a su manera, siendo siempre ellos mismos. Cada vez mejores los brutos estos.
Stench of Profit están influenciados por Brutal Truth, eso está claro. Pero también toman cosas de las bandas grinders más puras, casi sin pasarse para el lado del más impiadoso Death Metal. Si hay algún coqueteo con éste último género, es solamente eso, un coqueteo, un elemento usado en momentos puntuales. Por lo demás, es Grindcore directo al hueso. Es más, a diferencia de sus compañeros de split, el sonido de Stench of Profit es menos grave y, por el contrario, bastante más agudo, resaltando dicha cualidad porque generan esa sensación de estar introduciendo un elemento punzante en los oídos del oyente. No los conocía a estos tanos, banda en la que toca el ex Wargore Maurizio, quien aquí se hace cargo de la voz. Me llevé una buena impresión de esta banda.
Por cierto, el disco se ha lanzado en CD (1000 copias) y vinilo (500 copias). Si te gusta el Grindcore despojado, crudo y salvaje, netamente provienente de la vieja escuela, no dudes en conseguirte una copia de éste split. Estas bandas saben muy bien cómo se toca este tipo de música, te lo aseguro.

Bandcamp
Mindful of Pripyat
Stench of Profit
Label

miércoles, 16 de agosto de 2017

Friendship - I&II


Año: 2017
Sello: Sentient Ruin Laboratories
País de origen: Japón

Sólo a un puñado de dementes japoneses se les pudo haber ocurrido un nombre como éste: Friendship, Amistad. Una ironía brutal, un contraste exquisito entre el nombre del grupo y su música. Música que por instantes está más cerca del ruido que de la música, pero, joder, que de eso se trata esto.
Estamos ante un compilado realizado por uno de mis sellos favoritos (Sentient Ruin Laboratories), el cual cumple la función de aglutinar los dos ep's auto-editados por la banda, o sea "I" y "II", en un mismo disco. Sabia decisión pues es absolutamente imprescindible para el fanático del terrorismo sonoro, tener ambas piezas en una misma placa. Nueva excelente decisión de la gente a cargo de éste gran sello de la Bay Area.
Dije que es irónico que la banda tenga ése nombre, siendo que su música está lejos, muy lejos de ser amistosa. Lo que no dije es qué tipo de música hacen estos nipones. Powerviolence, Grindcore, Noise y Sludge, todo condensado de forma precisa y desaforada a la vez, por un grupo que le hace honor a la historia del terrorismo sonoro en la Tierra del Sol Naciente. Es como si metiéramos en una licuadora a Nails, Hatred Surge y Iron Lung (todas referencias absolutamente ineludibles, por calidad y por violencia, del Powerviolence y el Grindcore), con los pasajes más pesados y lentos de Swans, las atmósferas opresivas de Corrupted, acoples propios del Sludge a la Nootgrush, y caos al por mayor.
Tan pronto como te apabullan con un vendaval de acordes incomprensibles y blast beats enajenados, los japoneses estos se hunden en el fango de la lentitud asfixiante, con un bajo que mete golpes graves y distorsionados que se propagan en el espacio y tiempo como si no tuvieran fin, interrumpiendo dicha extensión sonora espacio-temporal con otro golpe de graves de idéntica forma. No hay parámetros que permitan saber por dónde va a venir el ataque, ni en qué forma lo van a perpetrar. Se basan en el caos y listo, esa es la raíz y la premisa de su música, no hay que darle más vueltas. No son exactamente canciones, en otras palabras. Son creaciones monstruosas y destructivas en las cuales hay riffs (difíciles de memorizar pues casi no se entiende lo que tocan las guitarras), voces guturales, bases estruendosas, y todo aquello que hace a la música extrema. Pero no hay formas predefinidas, no hay contornos visibles ni estructuras convencionales. Es terrorismo sonoro ¿ok?
Ni siquiera sé cuáles son las canciones que más me gustan, aunque, mientras escribo esto, pistas como "Bottomless Pit", "Abuse" y "El Chapo" están haciendo estragos en mi mente. Sin embargo, nobleza obliga, el disco entero hace estragos en mi mente, la sacude, la perturba, la aturde. Y amo que así sea pues estamos hablando de música hecha para provocar en el oyente todos esos estados y sensaciones. Las mismas sensaciones que siempre he buscado en una banda extrema japonesa, y que Friendship provocan sin ponerse a pensar en cuan jodido dejan al oyente. Como debe ser, por supuesto.

Bandcamp
Label

Valdur - Pathetic Scum



Año: 2015
Sello: Bloody Mountain Records
País de origen: USA

Desde la soleada California nos llega este oscuro y brutal combo llamado Valdur, quienes ya tienen cuatro discos full sobre sus espaldas, siendo éste "Pathetic Scum" el cuarto. Banda que desconocía hasta el momento de escuchar el disco que hoy les traigo, y de quienes sólo tenía la siguiente referencia: comenzaron haciendo Black/Death, luego se metieron de lleno en el US Black Metal, para luego, con éste disco, volcarse hacia el Death Metal. Pues bien, si bien la presencia de éste último género es muy evidente (el Death Metal), lo concreto es que la influencia del Black Metal sigue ahí, latente, presente en gran parte del disco. Es por eso que creo que la etiqueta Black/Death no es nada desacertada en este caso.
Brutales, blasfemos y minimalistas, la banda de Mammoth Lakes se apoya en características harto conocidas, y muy en boga hoy en día: la incontenible oscuridad de Incantation, el ataque constante que caracteriza a las bandas del más impiadoso Black/Death, y la crudeza propia de bandas de Black Metal como Ampütator y bandas similares. O sea que sí, les cabe la etiqueta Black/Death.
Voz cavernosa, blast beats constantes y bien tocados, guitarras furiosas, un bajo cuyo sonido pareciera salir de un amplificador roto, y una atmósferas siempre viciosa. Letras que son más ataques malintencionados contra la religión cristiana antes que líricas elaboradas en base a temas oscuros (aunque se abordan el paganismo y el satanismo en muchas partes), y una estética acorde a la morbosamente endiablada idea/concepto que envuelve al grupo: ropas negras, rostros que casi no se ven y sombras abundantes que rodean a sus integrantes para darle un aura negra que encuadre. Historia vieja y repetida ¿no? Mas, en éste caso hay una cantidad suficiente de aciertos que permiten que "Pathetic Scum" sea un disco interesante. Claro, interesante para el que guste de la música malvada, ruidosa y bestial. Si no te caben esas cualidades, tal vez debas pasar de largo.
No pude escuchar los discos previos de Valdur, ni los discos full, ni los otros trabajos (ep's, discos compartidos, singles, etc), por lo que no puedo formarme una opinión cabal acerca de la carrera del grupo y su evolución. Lo que sí puedo decir, es que "Pathetic Scum" es un disco convincente. ¿Que les falta encontrar un sonido propio que los diferencie del resto? Seguro, pero primero hay que ver si les interesa hacerlo. ¿Que la personalidad del grupo hace que, inevitablemente, uno deba remitirse a nombres de otras bandas para relacionarlos en lo estilístico? Ni dudarlo. Y eso es algo que en este disco se repite seguido. Pero, a cada uno lo que es de cada uno, estos tipos parecen creer fervientemente en su propuesta, y eso se traduce en canciones poderosas, bien construidas y homogéneas en cuanto a su calidad. O sea, estamos ante un disco que no tiene baches, aun cuando le vendrían bien algunos momentos de mayor calidad. Pero, nobleza obliga, el estilo es así: monótono, contundente y directo. Sin ambages, estos tipos van al hueso, como debe ser.
Por cierto, el baterista de Valdur es Matthew, también conocido como Sxuperion, líder y único miembro de la banda del mismo nombre, y dueño del sello Bloody Mountain Records.

Bandcamp
Facebook
Label
Earsplit PR



martes, 15 de agosto de 2017

Insect Death - Perpetuating Idiocy



Año: 2016
Sello: Zero Budget / Twin Town Tyrant Records
País de origen: USA

Will Maravelas, el hombre orquesta detrás de este proyecto dedicado al Grindcore con toques del más primitivo Death Metal, es un tipo inquieto. Es integrante de Chalice of Suffering, banda de Funeral Doom que ya hemos reseñado aquí. También toca en Plague of Stars y We Are Legion. No pierde el tiempo el bueno de Will. Pues bien, como ya dije al comienzo, y como ya habrán notado ustedes mismos al ver el logo, en el cual encontramos referencias más que obvias a Insect Warfare y Napalm Death, Maravelas saca a relucir su gusto por un género que está muy lejos del Funeral Doom, en las antípodas, si hablamos de velocidad.
Nada nuevo bajo el sol, así podría definir lo hecho por este multi-instrumentista en éste primer y único disco de su criatura grinder. Mucha energía y pocas ideas, a decir verdad. Pero lo compensa, justamente, con el derroche de energía. Muchas bandas del estilo hacen lo mismo, lo de compensar la falta de grandes canciones con otros atributos, y la creación de Maravelas (quien se hace cargo de absolutamente todo) no es la excepción a la regla. De cualquier manera, las ganas y algunas buenas canciones (la canción que da nombre al disco y "Bullshit"), hacen que la opera prima de esta one man band sea decente.
Graciosa frase la que usa Will para explicar lo que es Insect Death. "Insect Death. Enojado y ruidoso. Dedico este ruido a las madres. A ellas no les gusta el Metal, pero es Metal para amar a tu madre". Además de simpático, permite saber que este muchacho encara su propuesta grinder desde la perspectiva de un metalero y no desde el lugar de un punk. Yo soy de los que gustan del Grindcore cuando la raíz en el Punk derivado hacia lo más podrido del Metal y no cuando es al revés. Será por eso que Insect Death no termina de convencerme. Pero me entretiene, su ruido salvaje y directo es, como mínimo, entretenido. Le falta carisma, faltan riffs memorables y partes que inciten al mosh. Pero tampoco es un gran problema eso. En definitiva, con la abundancia de bandas y discos que hay, uno ya no puede esperar que todo lo que llega para ser reseñado sea una maravilla. Alcanza con que no sea malo, y "Perpetuating Idiocy" al menos escapa a eso: ser un mal disco.

Bandcamp
Zero Budget
Twin Town Tyrant
Metal Nations